Castro y Vía Crucis

El castro de Santa Tecla pertenece a la cultura castreña, de hecho es el más emblemático y visitado de los castros gallegos. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en el año 1931 y también tiene la consideración de Bien de Interés Cultural. En varias de las piedras del monte se encuentran petroglifos elaborados 2.000 años antes de la ocupación del castro, según los expertos, tuvo una ocupación continuada entre los siglos I a. C., al poco de comenzar el proceso de romanización de Galicia, y el siglo I d. C., y a partir de ese momento comenzó un lento proceso de abandono, que bien pudo haber sido interrumpido con reocupaciones esporádicas temporales en época tardorromana. Página web del Museo del Castro de Santa Tecla.

En el transcurso de la subida a la cima del Monte, nos encontraremos con dos Vía Crucis, uno antiguo de cruces simples datado a finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII y el nuevo y artístico comenzado en 1923 y terminado en 1940. Los medallones son obra del escultor valenciano Don Vicent Mengual y las cruces de piedra del maestro cantero Don Sebastián Pérez Carneiro. Todas tienen su inspiración en cruces celtas de Irlanda y Bretaña.